“Tengo cobertura de seguro comercial a través de mi empleador o he adquirido un plan individual”.

La mayoría de los planes proporcionan cobertura para la mayoría de los dispositivos de Coloplast, siempre que cumplan los criterios de ser médicamente necesarios. Su médico debería poder ayudarle a entender estos criterios, pero a continuación presentamos algunos estándares generales:

  • Una prótesis de pene (Titan o Genesis) se considera un tratamiento médicamente necesario para la disfunción eréctil si el paciente ha probado tratamientos no invasivos y estos no dieron resultado (medicamentos, inyecciones y/o dispositivos de vacío) y si la disfunción es el resultado de una causa orgánica en lugar de psicogénica.

A fin de mantener a un nivel razonable los precios de sus primas y otros gastos, todos los planes tienen algunas exclusiones. Antes de planificar un procedimiento, debe determinar si está cubierto por su plan. El personal del consultorio de su médico probablemente se comunicará con su compañía de seguro por usted para realizar la verificación de los beneficios. Sin embargo, es posible que desee comunicarse personalmente para examinar su cobertura y asegurarse de entender cuáles podrían ser sus gastos de bolsillo.

Si decide comunicarse con su compañía de seguro usted mismo, deberá proporcionar:

  • Nombre de su médico
  • Nombre de la institución donde se realizará el procedimiento
  • Código(s) numérico(s) que describan el procedimiento (el consultorio de su médico debería poder proporcionar esto)
  • Si el procedimiento se realizará como paciente internado o ambulatorio (pregunte en el consultorio de su médico si tiene dudas)

Puede llamar antes de haber recopilado toda esta información, pero es posible que el representante no pueda responder completamente todas sus preguntas. Siempre anote la fecha, la hora y el nombre de la persona con la que habló, junto con la información que le proporcionen. Pida que le aclaren cualquier término o abreviaturas que no sea capaz de reconocer.

Las preguntas principales para las que necesitará respuestas son:

  • ¿Este procedimiento es un beneficio con cobertura en mi plan?
  • ¿Mi médico y la institución médica se encuentran dentro de la red de cobertura?
  • ¿Es necesario que yo (o mi médico) obtengamos una autorización previa para este procedimiento? (En caso de que sí, ¿cómo se realiza esto?)
  • ¿Cuál será mi responsabilidad financiera?

El representante debería poder informarle qué porcentaje de los costos será su responsabilidad. El cirujano y la institución médica (como mínimo) harán facturas por separado. El representante podría o no ser capaz de informarle acerca de los costos reales, ya que las tasas de reembolso pueden estar sujetas a contratos.

Si le informan que el procedimiento no es un beneficio con cobertura, ¡no corte! Pregunte específicamente por qué no tiene cobertura, y si existe un proceso para que usted pueda apelar la exclusión. Esto también se puede denominar reclamo o disputa.

Pida que le envíen la póliza correspondiente o determine dónde puede encontrarla en Internet. Si es posible, acceda al documento completo del plan, en lugar de sólo el párrafo relacionado, ya que esto puede ser de gran ayuda al crear una apelación. La apelación puede ser presentada por usted o por el consultorio de su médico.

Si usted ya ha presentado una apelación y fue rechazada, visite la sección Sin seguro para ver sugerencias sobre cambiar de plan de seguro o bien encargarse de los costos del procedimiento usted mismo.

Ya sea que usted sea responsable de un porcentaje de los costos cubiertos o bien pague el procedimiento usted mismo, tenga en cuenta que su elección de médico e institución médica puede afectar sus costos. Las tarifas del seguro contratado pueden variar entre proveedores e instituciones.
La condición de estar dentro o fuera de la red generalmente también afecta sus costos. No dude en consultar todas sus opciones. Algunos hospitales, centros de cirugía o proveedores tienen asistencia con el copago o están dispuestos a establecer un plan de pago. Tenga en cuenta que recibirá una factura (como mínimo) del cirujano y del hospital o centro de cirugía.

Si tiene preguntas adicionales sobre su cobertura de seguro, comuníquese con ellos directamente o pregunte en el consultorio de su médico donde podrán brindarle ayuda adicional.