No es fácil hablar sobre la disfunción eréctil, pero la impotencia es más común de lo que usted cree. La mitad de todos los hombres mayores de 40 años la padecen, al igual que muchos hombres más jóvenes.1 Mire a su alrededor. Existe una buena probabilidad de que ese hombre que se encuentra a su lado tenga disfunción eréctil, o que esa mujer al otro lado de la sala se esté preguntando cómo ayudar a su pareja a encontrar respuestas.

¿Qué es la Impotencia Sexual?

La disfunción eréctil es cuando un hombre no puede tener una erección o no puede mantener una erección por el tiempo suficiente para tener sexo. La impotencia no es un reflejo de usted o de su pareja sexual, ya que la falta de excitación no es el problema.

Afecciones que pueden provocar Impotencia Sexual

La impotencia a menudo es causada por una de varias afecciones médicas que reducen el flujo de sangre y el funcionamiento de los nervios. Esto puede sonar como malas noticias, pero existe un lado positivo y esperanzador. Si la causa de su disfunción eréctil es un problema médico, significa que hay muchas opciones de tratamiento.

Diabetes

La diabetes es una de las causas más comunes de impotencia. Los niveles altos de azúcar en sangre en forma crónica pueden provocar daños a los nervios que afectan la capacidad de su cuerpo de transformar la estimulación sexual placentera en una erección. La diabetes también puede llevar a problemas de circulación, lo que reduce el flujo de sangre hacia el pene y hace que sea más difícil mantener una erección lo suficientemente dura para el coito.

Los hombres que tienen diabetes a menudo también tienen problemas cardíacos, lo que significa que usar un medicamento para tratar su impotencia puede no ser una opción. Sin embargo, esto no significa que deba perder las esperanzas. Si se le ha indicado evitar las pastillas debido al riesgo de una interacción peligrosa con su medicamento para el corazón, un implante de pene puede ser una excelente alternativa.

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata no se considera una causa de disfunción eréctil en sí mismo, pero los tratamientos de radiación, la terapia hormonal y la cirugía para la extirpación de toda la glándula prostática pueden provocar dificultades para lograr o mantener una erección. A veces la disfunción eréctil relacionada con el tratamiento del cáncer de próstata es sólo temporaria, pero muchos hombres padecen dificultades permanentes que deben abordarse mediante otros métodos.

Su capacidad de lograr un orgasmo no está relacionada con la glándula prostática, aunque a un hombre al que se le haya realizado una prostatectomía radical tendrá un orgasmo seco, sin eyaculación. Mientras tenga una sensibilidad normal en la piel, debería poder tener un orgasmo con una estimulación sexual adecuada. Esto significa que tratar su disfunción eréctil le permitirá volver a tener una vida sexual normal y saludable.

Enfermedad cardiovascular

¿Sabía que la disfunción eréctil precede a la enfermedad de las arterias coronarias en casi el 70 por ciento de los casos?2 Las arterias del pene son más pequeñas que las que causan síntomas de enfermedad cardiovascular, lo que significa que probablemente se verán afectadas por obstrucciones antes. Cuando las arterias del pene se obstruyen, mantener una erección puede ser difícil, independientemente de su nivel de excitación.

Enfermedad renal

Las hormonas, el flujo de sangre y parte de su sistema nervioso deben funcionar juntos para lograr y mantener una erección saludable, pero la enfermedad renal puede afectar todo lo anterior. Algunos medicamentos también pueden contribuir al problema, aunque la disfunción eréctil relacionada con los medicamentos puede tratarse simplemente cambiando de marcas o de dosis.

Problemas neurológicos

La enfermedad de Parkinson, el Alzheimer, la EM (esclerosis múltiple), y la epilepsia del lóbulo temporal pueden causar la disfunción eréctil porque todas interfieren con la capacidad del cerebro de comunicar el deseo sexual al sistema reproductivo.

Recibir la ayuda que usted necesita

La disfunción eréctil no tratada puede perjudicar su autoconfianza, provocando mucho estrés, incluso depresión y ansiedad. Muchos hombres con impotencia sienten que sus vidas están fuera de control. La buena noticia es que hay esperanzas. Vuelva a tomar el control. Use nuestra herramienta Buscador de médicos para encontrar un médico en su zona que pueda brindarle información sobre cómo tratar su disfunción eréctil de la mejor manera.

________

 

  1. NHS Choices
  2. Erectile Dysfunction and Cardiovascular Disease