Todos los hombres tienen ocasionalmente alguna dificultad para lograr o mantener una erección. Tener dificultades de desempeño en la cama cuando está nervioso o cuando ha bebido demasiado es completamente normal. No se trata de disfunción eréctil hasta que haya estado teniendo dificultades en forma permanente.

¿Tengo disfunción eréctil? Cuestionario

Es posible que este sea uno de los cuestionarios más importantes que responda. Al responder unas preguntas simples, puede determinar si debería buscar tratamiento para la impotencia.

Para responder el cuestionario, piense en los últimos seis meses. Considere todos los momentos en los que intentó tener intimidad con su pareja y responda con la mayor sinceridad posible.

  1. ¿Cuánta confianza tenía en que podría lograr y mantener una erección?
    1. Muy poca
    2. Poca
    3. Moderada
    4. Alta
    5. Muy alta
  2. Cuando tuvo erecciones, ¿cuán a menudo fueron lo suficientemente duras para el coito?
    1. Casi nunca
    2. Unas pocas veces
    3. A veces
    4. La mayoría de las veces
    5. Casi siempre
  3. ¿Fue capaz de mantener su erección después de la penetración?
    1. Casi nunca
    2. Unas pocas veces
    3. A veces
    4. La mayoría de las veces
    5. Casi siempre
  4. ¿Fue capaz de mantener su erección hasta el orgasmo?
    1. Casi nunca
    2. Unas pocas veces
    3. A veces
    4. La mayoría de las veces
    5. Casi siempre
  5. ¿Su vida sexual es satisfactoria?
    1. Casi nunca
    2. Unas pocas veces
    3. A veces
    4. La mayoría de las veces
    5. Casi siempre

Puntuación de su cuestionario sobre impotencia sexual

Otórguese 1 punto por cada respuesta A, 2 puntos por cada respuesta B, 3 puntos por cada respuesta C, 4 puntos por cada respuesta D y 5 puntos por cada respuesta E.

Su número total indica su nivel de disfunción eréctil.

  • 1-7: impotencia grave
  • 8-11: impotencia moderada
  • 12-16: impotencia leve a moderada
  • 17-21: impotencia moderada
  • 21-25: Sin impotencia
Próximos pasos
  • Este cuestionario debe brindarle una mejor idea de la gravedad de su disfunción eréctil. Lleve los resultados a su médico para conversar sobre sus síntomas y qué opciones de tratamiento podrían funcionar mejor para usted.
  • La impotencia sexual comúnmente se trata con cambios de estilo de vida, con medicamentos o con un implante de pene. Puede obtener más información sobre sus opciones de tratamiento examinando nuestra página Tratamiento de la disfunción eréctil.
  • Recuerde, la impotencia sexual no es una parte inevitable del envejecimiento. Cuanto antes busque tratamiento, antes podrá volver a sentirse como antes.