opinión implante de pene

Esta conversación refleja la experiencia de una persona con Titan. Coloplast invitó a John a compartir su historia y le proporcionó una remuneración por su participación. La situación de cada persona es única; su experiencia puede no ser la misma. Hable con su médico acerca de si este producto es adecuado para usted.

 

¿Qué circunstancias lo llevaron a decidir implantarse una prótesis de pene?

Según puedo recordar, comenzó lentamente. Tenía aproximadamente 45 años cuando noté algunos problemas. Después de 31 años de casados, mi esposa y yo aceptamos la situación. En ese momento, realmente no existían muchas cosas que yo supiera que pudieran solucionar este problema, por lo que aprendí a vivir con ello. Aunque sí consulté con el médico de la familia, que era un familiar, y probamos varias cosas. Probamos con testosterona, que no funcionó, y luego me dijo: “Quizá es algo psicológico, John.” Entonces dije, quizá tienes razón. Me envió a un psicólogo, y creo que fui a dos o tres sesiones, pero no obtuve ningún resultado. Pero eso fue todo, digamos que convivía con el problema y este iba empeorando progresivamente, lento al principio, pero más pronunciado a medida que transcurría el tiempo.

 

¿Qué otras opciones probó antes de decidirse por el implante de pene Titan OTR?

Probé Viagra en una dosis baja, pero no fue muy eficaz. Después probé una dosis más alta hasta llegar a los 100 miligramos de Viagra, y aun así no obtuve los resultados que esperaba. Luego probé Cialias, probé Levitra, y ahora me he quedado sin más opciones. Me sugirió que probara inyecciones, pero en ese momento, esa opción no parecía ser algo como para mí.

 

¿Cómo fue su recuperación?

Sentí algunas molestias, pero aparte de eso, todos los días estaba un poco mejor. Luego, después de dos semanas, estaba caminando y me sentía excelente.

Comencé a sanar a partir del segundo día. Diría que después de aproximadamente cinco semanas, el Dr. Eid me dijo que podía usarlo, pero esperé dos semanas más hasta que estuve satisfecho con el grado de sanación. ¡Se veía fabuloso!

 

¿Qué preguntan los hombres con mayor frecuencia?

Las preguntas que muchos hombres hacen son, por un lado: ¿duele? Y mi respuesta es: se siente algo de molestia, pero no dolor. Otra cosa que me preguntan es: ¿cuánto tiempo tarda en sanar? Les digo que creo que todas las personas son diferentes, pero que, en mi caso particular, yo me evalué a mí mismo. Dije que cuando estuviera listo, lo sabría, y estuve listo a las 5-6 semanas después de la operación. Fue fabuloso, realmente fabuloso, no puedo dejar de repetirlo.

 

¿De qué manera el implante afectó su relación?

Con mi novia hemos estado juntos por casi tres años. Ella sabía que elegiría esta opción, tiene 50, y está muy feliz con mi elección. Uno de los beneficios que tiene el implante es que los hombres, incluido yo, pasamos demasiado tiempo preocupándonos por la erección y, como consecuencia, dejamos de pensar en el hecho de hacer el amor, nos pasamos preguntándonos: “¿Tendré una erección? ¿No tendré una erección?” Las probabilidades en mi caso eran que no podría tener una erección, entonces eso lo arruinaba todo. Ahora, según la opinión de ella, estoy mucho más atento a todo lo demás, ya que mi mente está focalizada por completo en nosotros dos y en hacer el amor. Puedo prestar mucha más atención a todo lo demás.

 

¿Hay diferencia en cuanto a la sensación después de recibir el implante de pene Titan?

En lo que respecta a la sensación, es exactamente la misma. No encuentro diferencia de cuando era un hombre más joven a ahora. La sensibilidad sigue intacta, al igual que su capacidad de eyacular. Es una situación de beneficio por donde se lo mire, según mi opinión; y lo haría mañana mismo.

 

¿Qué consejos le daría a los hombres que están luchando contra la Disfunción Eréctil?

Les diría que hagan exactamente lo que hice yo. Les diría que vayan a los seminarios. Que vayan y aprendan todo lo que puedan sobre la Disfunción Eréctil, y luego que busquen un médico que esté bien preparado para hacer esto y que se decidan a hacerlo. Yo no dudaría ni por un momento.