opinión implante de pene

 

Esta conversación refleja la experiencia de una persona con Titan. Coloplast invitó a Colin a compartir su historia y le proporcionó una remuneración por su participación. La situación de cada persona es única; su experiencia puede no ser la misma. Hable con su médico acerca de si este producto es adecuado para usted.

 

Cuente un poco acerca de usted y las circunstancias que lo llevaron a recibir un implante de pene.

Me llamo Colin, soy de Eagan, MN. Actualmente tengo 25 años. Comencé a darme cuenta de que algo no estaba bien aproximadamente a los 17 o 18 años. Era algo muy confuso. Realmente no sabía con quién consultar, ya que no es algo que hablarías con tu familia o con tus amigos. Entonces la primera persona a la que le conté sobre mi afección fue a mi papá. Comencé la conversación con: “Papá, creo que tengo Disfunción Eréctil.” Su primera respuesta fue quedarse en silencio, y luego dijo: “¡No hablas en serio!” Entonces supe que esto probablemente se trataba de un problema mayor de lo que había creído, y que necesitaría un poco más de ayuda para llegar adonde quería.

Decidí consultar con un urólogo. Llamé para programar un turno y consultar si tenía Disfunción Eréctil. Cuando fui, me indicó tomar píldoras para ver si brindaban una solución, y regresar después. Luego de haber probado las píldoras para lograr una posible solución y no haber obtenido resultados, fui enviado a Mayo Clinic para intentar encontrar una solución allí. Y ya en mi primera consulta sugirieron que un implante sería lo adecuado para mí, pero que debía realizarme una serie de exámenes para ver si realmente sería lo correcto.

La causa de mi Disfunción Eréctil era congénita. Se debía a una causa natural y hasta recibir el implante, nunca había tenido una erección. Fue algo muy emocionante para mí. Fue un poco angustiante, pero sabía que estaba encaminado hacia encontrar una solución.

 

¿Cómo fue su recuperación?

La recuperación posterior al procedimiento fue muy larga para mí. Pasaron ocho semanas hasta que sentí que me había recuperado completamente de la cirugía. Incluso cualquier cosa como estar sentado me causaba un poco de dolor. Fui a mi consulta de activación y el médico me instruyó sobre cómo inflar y desinflar el dispositivo y, de nuevo, sentí mucho dolor; y no pude usarlo hasta aproximadamente 13 semanas después de la cirugía.

 

¿De qué manera cambió su vida desde que recibió el implante de pene?

Mi cirugía fue hace cinco años. Y, desde entonces, el implante se siente como cualquier otra parte de mi cuerpo. Fluye naturalmente con las cosas que hago, se adapta de manera cómoda, no estoy limitado por las actividades físicas y nadie me ve como alguien diferente. En esta edad, entre los 20 y 30, tener el implante ha hecho que mis relaciones prosperen. Ahora cuento con algo que no podía tener antes y que, principalmente, es tener seguridad en mí mismo. Cambia la manera en que te diriges al hablar con otras personas, al hablar con amigos y con las chicas. No sentía confianza en mí mismo cuando me acercaba a hablar con alguien.

 

¿Qué consejos le daría a los hombres que están luchando contra la Disfunción Eréctil?

Lo que me gustaría que otros hombres supieran acerca de recibir un implante es que es una solución, y que si tienes un problema de Disfunción Eréctil que conduce hacia un implante, no tengas miedo de considerar la opción. Coloplast Titan cambió mi vida para mejor, en un momento en el que no tenía otra alternativa. Era lo que me iba a dar resultado a mí y a mi cuerpo, y cuando tomé la decisión, no miré hacia atrás.