Es una conversación que ningún hombre desea tener, pero hablar con alguien acerca de su disfunción eréctil puede cambiarle la vida literalmente. Examine estas opiniones sobre implantes de pene de hombres que saben exactamente por lo que está atravesando. Volvieron a disfrutar de vidas sexuales gratificantes después de darse cuenta de lo que perderían si no hacían sus temores y vergüenza a un lado y actuaban en consecuencia. Desean contarle cómo salieron adelante más felices y saludables después de buscar tratamiento para su impotencia.

Las historias sobre los implantes de pene de estos hombres (y mujeres) demuestran que no está obligado a aceptar la disfunción eréctil como una parte de la vida. Incluso si las píldoras o las inyecciones no le han dado resultados, un implante de pene puede ayudarle a recobrar la confianza tanto en la cama como fuera de ella.

Basta mencionar “disfunción eréctil” en una habitación llena de hombres que conoces desde hace décadas, y posiblemente se producirá un silencio sepulcral. Aunque 1 de cada 2 hombres de más de 40 años padece la impotencia,1 ninguno desea hablar de ello.

Las píldoras recetadas son, por lo general, el primer método de tratar la disfunción eréctil, pero a menudo no son una solución instantánea. Cuando las píldoras no son una opción, un implante de pene puede ofrecer esperanzas reales. Un prótesis de pene es un dispositivo médico adaptado especialmente al paciente y colocado quirúrgicamente en el pene para producir una erección con un aspecto y una sensación natural.

Razones para considerar un implante de pene
  • Índices de satisfacción de los pacientes: Los estudios indican que 93.8% de los hombres estaban moderada o completamente satisfechos con su elección de prótesis de pene, superando por mucho los niveles de satisfacción con el Viagra (51.6%) o con el tratamiento de inyecciones (40.9%). 2
  • Un tratamiento discreto para la disfunción eréctil: Un implante de pene no se nota cuando su pene está flácido. Su pareja no podrá notar que ha recibido un implante para tratar su impotencia, a menos que usted se lo cuente.
  • Tiempo de recuperación mínimo: Cada hombre es diferente, pero un tiempo de recuperación habitual después de un procedimiento de implante de pene es de cuatro a seis semanas. Después de que se haya recuperado completamente, puede comenzar a disfrutar del sexo de nuevo.
  • Cobertura de seguro: Los implantes de pene son prescritos por un médico y, por lo general, son cubiertos por la mayoría de los planes de seguro, incluido Medicare.

Encuentre a un médico calificado que se especialice en la impotencia sexual

Encontrar a un médico de impotencia con las habilidades y experiencia necesarias para ayudarle a volver a tomar el control de su salud sexual es sencillo con el buscador de médicos en línea de Coloplast. Simplemente ingrese su código postal para ver un listado de las clínicas y los médicos urólogos de impotencia en su zona. El listado proporciona el nombre del médico y el área de especialización, junto con su sitio web, número de teléfono y distancia desde su domicilio.